Resumen

¿Afecta el uso de un equipo de protección individual frente a riesgos biológicos nivel D a la realización de una reanimación cardiopulmonar?

Martín Rodríguez F, Fernández Pérez C, Castro Villamor MA, Martín Conty JL, Arnillas Gómez P, Casado Vicente V

Filiación de los autores

Servicio de Emergencias de Castilla y León-SACYL, Unidad Móvil de Emergencias de Valladolid I, España. Servicio de Medicina Preventiva. Unidad Transversal de Apoyo a la Investigación. IdIISC. Hospital Clínico San Carlos. Universidad Complutense de Madrid, España. Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria. Departamento de Medicina, Dermatología y Toxicología. Facultad de Medicina, Valladolid, España. Facultad de Terapia Ocupacional, Logopedia y Enfermería. UCLM, España.

DOI

Cita

Martín Rodríguez F, Fernández Pérez C, Castro Villamor MA, Martín Conty JL, Arnillas Gómez P, Casado Vicente V. ¿Afecta el uso de un equipo de protección individual frente a riesgos biológicos nivel D a la realización de una reanimación cardiopulmonar?. Emergencias. 2018;30:119-22

Resumen

Objetivo.

Determinar cómo afecta el uso de los equipos de protección individual (EPI) nivel D a los trabajadores de la salud cuando realizan una reanimación.

Métodos.

Estudio cuasiexperimental no controlado sobre 96 voluntarios elegidos mediante un muestreo aleatorio estratificado por sexo, nivel de formación y categoría profesional, de una muestra de oportunidad de 164 voluntarios, 40 hombres (41,66%) y 56 mujeres (58,33%), con una edad media de 31 (DE 11) años, estudiantes de medicina y enfermería y profesionales médicos y enfermeros. Mediante el uso de un protocolo Conconi con cicloergometría se obtuvo la frecuencia cardiaca (FC) del umbral anaeróbico de los voluntarios, y después se comparó con la FC máxima de los voluntarios durante la realización de una reanimación con el EPI colocado.

Resultados.

Durante los minutos correspondientes a la realización del masaje cardiaco externo durante la reanimación en el caso clínico, un 46,9% de los voluntarios sobrepasan la FC máxima recomendable obtenida mediante la ciclo ergometría.

Conclusiones.

Nuestro estudio encontró que la realización de una reanimación con un EPI nivel D supone un sobresfuerzo físico muy intenso. Es necesario tener contemplado en los protocolos estas situaciones especiales e implementar un entrenamiento específico para aquellos reanimadores que deban trabajar con este tipo de pacientes.

 

Más artículos de los autores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *