Resumen

Accidentes de buceo: la enfermedad descompresiva como emergencia. Revisión de 51 casos.

Lucas Martín MC , Pujante Escudero AP , González Aquino JD , Sánchez Gascón F

Filiación de los autores

Unidad de Investigaci

DOI

Cita

Lucas Martín MC , Pujante Escudero AP , González Aquino JD , Sánchez Gascón F. Accidentes de buceo: la enfermedad descompresiva como emergencia. Revisión de 51 casos.. Emergencias. 1993;5:98-104

Resumen

La ED es un cuadro patológico que afecta de forma específica a determinados colectivos profesionales o deportivos (aviadores y buceadores principalmente) que parece como resultado de la formación de burbujas de gas procedentes de los gases inertes disueltos en los tejidos cuando se registra una reducción suficiente de la presión ambiental. Descrita experimentalmente por Boyle en 16702, fue observada por vez primera en los trabajadores de los cajones neumáticos empleados en las excavaciones de túneles o cimentaciones de puentes bajo los ríos, hacia la segunda mitad del S. XIX (enfermedad de los cajones de hinca). Durante la inmersión (compresión), se va a producir un aumento de la presión parcial del gas inerte a nivel alveolar, creándose un gradiente de difusión gaseosa hacia la sangre y los tejidos que facilita allí su absorción y disolución; la mayor o menor cantidad de gas absorbido por el organismo depende no sólo de su presión parcial, sino de su coeficiente de solubilidad y del tiempo de duración de la inmersión. Cuando se produce el ascenso (descompresión), se invierte el gradiente de presión y el gas inerte es liberado desde los tejidos hacia la sangre y de aquí eliminado al exterior por vía pulmonar. Si la descompresión se realiza de forma rápida no hay posibilidad de eliminación progresiva de dicho gas en forma disuelta, alcanzándose el nivel de obresaturación crítica que propicia la formación de burbujas de gas inerte responsables de la ED. Estas burbujas pueden clasificarse, atendiendo a su localización, en extravasculares e intravasculares siendo estas últimas las más peligrosas ya que además del evidente trastorno oclusivo que comportan, ocasionan a nivel de la interfase sangre-burbuja una serie de reacciones protagonizadas por elementos sanguíneos (plaquetas, factores de la coagulación. . . ) que agravan la ED y empeoran su pronóstico.

 

Más artículos de los autores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *